LA DIFERENCIA ENTRE TEKNON Y HUIOS COMO USADOS EN EL NUEVO TESTAMENTO.

 Descargar pdf

 

La palabra teknon (de tikto parir, dar a luz) es usada para “niño”, sin considerar el sexo, como descendiente por nacimiento de sus padres naturales. (Ver Mateo 2:18) Mientras que huios, “hijo”, es la palabra usada para distinguir a un niño de una niña (ver Mateo 10:37), esto además es usado en un sentido general para denotar descendientes como representando la familia o línea de una persona particular. (Juan 4:12). Cuando nosotros miramos en la escritura para encontrar el uso de esta palabra, en referencia a las relaciones de un creyente con Dios, debemos remarcar que la palabra huios – hijo – es la palabra siempre usada en la epístola de los Hebreos, y teknon no ocurre en el libro, mientras que en el Evangelio y Epístola de Juan teknon (niño) es usado para expresar aquella relación con una sola excepción, a la cual se hará referencia más adelante. La palabra huios ocurre frecuentemente en Juan, como aplicada a Cristo, o en el simple sentido de niño varón, o descendiente, (y una en Juan 17:12, hijo de perdición), nunca (salvo en Juan 12:36, la excepción referenciada), en alusión a la relación de los creyentes con Dios.

Nuestra versión inglesa no nos da la distinción, ya que ambas palabras son traducidas promiscuamente, “niño” e “hijo”. Un testamento Griego, o la concordancia inglesa del Griego, mostraran la distinción, y en el final de este folleto una lista de transposiciones representadas serán dadas. Cuando nosotros consideramos el carácter de la Epístola a los Hebreos como contrastada con los escritos de Juan, nosotros encontraremos una llave para esta diferencia, y esta es una quien abrirá muchas otras porciones de la escritura donde la palabra es usada.

El evangelio y las Epístolas de Juan, tratan, como todos admiten, de la vida y naturaleza, y ellos enseñan que la vida que un creyente tiene es la misma que está en Cristo, y la naturaleza es derivada desde Dios y es así divina. Por el otro lado los “Hebreos” toma la posición más bien que la naturaleza de un creyente, y muestra su llamamiento celestial y acceso a Dios en contraste con el llamamiento terrenal y distancia de Dios de los Israelitas.

Por lo tanto, encontramos, como debiéramos esperar, que Juan usa la palabra teknon – “niño” – mientras en Hebreos encontramos huios – “hijo” – expresivo de la distintiva posición y dignidad que los hijos tienen en la familia. La primera palabra “teknon” transmite con esto más un pensamiento de intimidad interior, característica moral, comunidad de vida y naturaleza, mientras que la última palabra “huios” dirige la mente a la posición dada o reconocida y la dignidad resultante de esta. Un “niño” disfruta de la intimidad y afección de la familia, un “hijo” debe someterse a la autoridad paternal (Heb. 12.), pero que será desplegada en la manifestación de la gloria (Heb. 2:10). Si volvemos a Romanos 8:19,21 encontramos esta gran distinción cuidadosamente traída, como leemos de la “libertad de los niños (children) de Dios”, por un lado, y por la otra la “manifestación de los hijos de Dios”.

En un mayor desarrollo de esto, encontramos una distinción hecha entre lo que moralmente caracteriza una persona, esto es, su naturaleza, y aquello que su camino externamente proclama ser, y las dos palabras bajo consideración son respectivamente aplicadas a cada caso. La distinción es más sutil, y no tan fácil de entender en algunos casos, pero se encontrará que esto siempre ayuda al entender el sujeto a quien la palabra es aplicada. Por ejemplo, en Efesios 2, leemos en el verso 3 de “hijos de ira” (teknon), donde el apóstol está hablando de la condición en la cual ellos estaban “por naturaleza”, pero cuando el habla de aquello que ellos han manifestado ser en sí mismos por sus actos, él dice en el verso 2, “hijos de desobediencia” (uios). De nuevo en Romanos 8:16, ahí la pura acción interna del Espíritu (testifica a nuestro espíritu) es dicho de, la palabra tekna Tehou hijos de Dios, es usada, pero en el verso 1-4, donde está en juego la guía del Espíritu, pero puede ser desplegado externamente, nosotros encontramos huioi Theou – hijos de Dios, en Romanos 9:20. Es claro desde el contexto que la cuestión es de posicional relación reconocida por Dios, y entonces, como debemos esperar, esto es “hijo” y no “niño” como en nuestra versión.

En Juan 12:36 (la excepción referida) encontramos la expresión “hijos de luz”, y en el examen del contexto, encontramos que el Señor insta a aquellos a quienes Él se dirige para tener fe en la luz que ellos vieron venir (esto es, estar en la posición de) “hijos de luz”. En Efesios v.8 tenemos casi lo contrario, donde el apóstol los exhorta a desplegar en su caminar las características morales como siendo “hijos de luz”.

Observando la distinción entre las palabras nosotros encontraremos una conexión en pasajes, los cuales no aparecen existiendo como ellos son ahora traducidos. Por ejemplo, en Gálatas 3:26  el Griego es, “Porque todos sois HIJOS de Dios, a través de la fe en Cristo Jesús,”  y nosotros vemos a la vez cuan hermosamente Gálatas 4:6 es conectado con esto, “Y Porque vosotros sois HIJOS Dios ha enviado el Espíritu de su Hijo a vuestros corazones, clamando, Abba Padre”.

Es apenas necesario agregar que la misma persona puede ser, y el creyente por supuesto son, ambos “niños” e “hijos”; pero la comparación de tales pasajes, por ejemplo como Juan 1:12, y Gálatas 3:26, donde el Griego indica “niños” en el primero, e “hijos” en el segundo, nos capacita para apreciar el valor de la preciosa distinción que el Espíritu Santo ha marcado por el uso de estas diferentes palabras, y seguramente esto es una perdida para nosotros cuando no aprehendemos lo que Él nos ha señalado. No es necesario trazar aquí todos los pasajes donde la palabra es usada, pero debemos encontrar que, a pesar que en la mayoría de los casos la exacta distinción no es fácilmente vista o es de gran importancia, debemos siempre ser ayudados en nuestro entendimiento de la escritura para notar donde las diferencias existan.

Este es un uso de la palabra teknon (child) que se puede notada, en conclusión, porque esto es dirigida sobre la persona del Señor. Esta es usada, justo como con nosotros, en una manera afectiva, “Mi niño, ve y haz así y así”, (ver Mateo 9:2; Mateo 21:28) y de esta manera el Señor es dirigido por Su madre (Lucas 2:48), “Niño (teknon), porque haz echo así con nosotros” etc., pero en ningún otro pasaje es la palabra aplicada a Él. Puede ser que esta palabra no sea aplicada al Señor, porque como Él fue nunca menos que “Dios sobre todo”, seria inconsistente usar una vida implicada y naturaleza derivada de otro, o también puede ser porque podría parecer debilitar el pensamiento de Su deidad, por un lado, o de Su verdadera humanidad de la otra, si Él fue llamado teknon anthropou o teknon theou. No hay tal dificultad acerca de huios, porque esta palabra no es como teknon, necesariamente incluye por implicación el tiempo o manera de venir de huios- refiriéndose simplemente a la posición. Por lo tanto encontramos anthropou and huios Theou.

Tanto más examinamos la palabra de Dios, mas descubriremos la maravillosa sabiduría Aquel que la inspiro; y encontramos además que ni una palabra puede ser alterada sin una positiva perdida para el alma.

 J.S. A.

 

teknon (niño) es traducida "hijo" en los siguientes pasajes: — Mateo 9:2, Mateo 21:28; Mar 2:5, 13:12; Lucas 2:48, Lucas 15:31, Lucas 16:25; Juan 1:12; 1 Corintios 4:14, 17; Filipenses 2:15, 22; 1 Timoteo 1:2, 18; 2 Tim 1:2, 2:1; Tito 1:4; Filemón 10; 1 Juan 3:12. Estas son traducidas "hijas" en 1 Pedro 3:6.

huios (hijo) es traducido "niño" en los siguientes pasajes: — Mateo 5:9, 45, Mateo 8:13, Mateo 9:15, Mateo 12:27, Mateo 13:38, Mateo 17:25,26, Mateo 20:20, Mateo 23:15,31, Mateo 27:9,56; Marcos 2:19; Lucas 1:16, 5:34, Lucas 6: 35, Lucas 16: 8, Lucas 20:34, 36; Juan 4:12, Juan 7:36; Hechos 3:25, Hechos 5:21, Hechos 7:23, 37, Hechos 4:15, Hechos 10:30, Hechos 13:10, 26; Romanos 9:26, 27; 2 Corintios 3:7, 13; Gálatas 3:7, 26; Efesios 2:2, 5:6; Colosenses 3:6; 1 Tesalonicenses 5:5; Hebreos 11:22, 12:5; Apocalipsis 2:14, Apocalipsis 7:4, Apocalipsis 12:5, Apocalipsis 21:12: también es traducido "parido" en Mateo 21:5