Pin It

¿Existen ángeles en prisiones eternas?

 

 

"Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron. Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno".

 

Judas 5-8

 

¿Qué quieren expresar estos versículos?

¿Hoy, existen ángeles en prisiones eternas?

¿Qué hicieron para estar allí?

 

No debe imaginar que estas cosas se manifestarán brevemente. Hay un pequeño comienzo del alejamiento; pero cuando usted le vuelve la espalda al Señor, y acepta otro camino, ¿Dónde terminará éste? Ningún hombre puede decirlo; pero el Espíritu de Dios puede y lo hace, y muestra que este pequeño alejamiento terminará en un terrible foso del enemigo, y así lo dice: "Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron" (v.5). Aquí tenemos la misma "una vez", que como ya hemos visto es equivocada. Ésta puede significar anteriormente, pero ese no es el significado, no más que la fe fue anteriormente dada. Esta significa "una vez para siempre".

 

Este es un gran peligro. Usted ve esto en los comienzos de los santos. Ellos son muy brillantes al comienzo; no tropiezan fácilmente en algo que escuchen acerca de la Biblia; ellos la reciben con simplicidad, y se deleitan en ello. Ellos, entonces, están conociendo todas las cosas, en el sentido que el apóstol habla aquí. Ésta no es una cuestión de inteligencia, sino de simplicidad, y cuando el ojo es simple, todo el cuerpo estará lleno de luz. Allí usted tiene esto -ese es el poder del Espíritu Santo, y no es cuestión de ser grandes en controversias, o mostrar un sorprendente conocimiento de los tipos, o de algo semejante. Llamo a eso inteligencia. Pero es la simplicidad de vista que considera a Cristo y ve la verdad en Cristo, y no es turbada por las dificultades que algunas personas están siempre dispuestas a sentir cuando comienzan a razonar -cuando el amor se enfría y tienen cuestiones de deber. Entonces ellos no pueden ver claramente; luego se hace una prueba de su fe, y ésta no es igual a su conocimiento; así ellos comienzan a encontrarse en tinieblas, y a dudar; y esto es justo donde estos santos me parece han estado -los santos a quienes el escritor se está aquí dirigiendo como "habiendo conocido una vez todas las cosas". No sólo la fe, sino también estas terribles cosas que estaban viniendo.

 

No obstante, él les recuerda, "que el Señor habiendo salvado al pueblo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron" ésta es una muy solemne cosa que el escritor pone ante ellos, y fue pensado para hacer más solemne, y libertarlos del descuidado estado que toma por concedido que, porque todos hemos sido bendecidos y guiados a la verdad, no hay peligro. ¿Por qué? Por el contrario, amados amigos, ¿Contra quienes usted piensa que Satanás tiene mayor odio sobre la tierra? Porque cualquiera que esté siguiendo al Señor con simplicidad; cualquiera que sea verdaderamente consagrado al Señor. Su gran objeto es probar y hacer tropezar a los tales, para alejarlos, introduce en sus mentes dificultades y los hace dudar. Ahora, donde las almas son simples, ellos no tienen estas dificultades; pero cuando estos no están andando cerca del Señor con pleno propósito de corazón, ellos comienzan a olvidar lo que una vez tuvieron. Ya no es más Cristo aplicado para juzgar todo aquí; ellos tienen sus propios pensamientos, sentimientos; pero, lo que sea, esto no es Cristo, y ahora él pone esto ante ellos. ¿Por qué? Mire a la historia que usted tiene al comienzo del Antiguo Testamento. Dios tiene un pueblo una vez ante nosotros, y lo que es más, Dios salvó a ese pueblo. Ésta es la misma cosa -Él los salvó. No es sólo que Él paso sobre ellos en la tierra de Egipto, sino que allí hubo un poderoso brazo que en el mar Rojo destruyó a sus enemigos y los salvó a ellos, y los llevó al desierto para poder enseñarles lo que había en sus corazones y aprender a la vez lo que había dentro del Suyo. Pero ellos en su corazón volvieron a Egipto, y no podían ver la bendición en Canaán, la tierra celestial a la cual les estaba guiando -a Canaán, tipo del cielo, la tierra de delicia y gloria de Dios; ellos no podían ver nada en ésta, y vieron que en el desierto había serpientes a veces para morder a quienes rehusaban aprender de Dios; y además, que el Señor, si escuchaba a las codicias de la carne, hizo que la carne les saliese por sus narices, como un juicio por no satisfacerse con el maná, el pan del cielo. Todas estas cosas ocurrieron y ¿Cuál fue el resultado? Todos perecieron en el desierto excepto dos hombres: Caleb y Josué.

 

Ahora Judas dice, éste es vuestro peligro.

 

Usted debe recordar que no puede decir por cierta persona que tiene vida eterna. Cada hombre debe saber eso por sí mismo. Si una persona cree que él o ella tiene vida eterna en Cristo, ellos son llamados a seguir al Señor con pleno propósito de corazón. Si ellos no le siguen así, o son atraídos por alguna cosa mundana, o prosigue su propia voluntad día tras día, y descuida al Señor y Su palabra, y la oración y todas las ayudas que el Señor nos da, y que necesitamos profundamente para nuestras almas - ¿En qué terminará todo esto? Esto es justamente lo que él les está mostrando aquí.

 

Si se alejan de todo esto, ellos no son verdaderamente creyentes. La misma cosa es ahora. "Estas cosas les sucedieron como tipos; y han sido escritas para nuestra enseñanza".

 

"Y a los ángeles que no guardaron su propio estado original, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado en eternos lazos bajo oscuridad para el día del gran juicio; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, habiendo en la misma maneras que estos, habiendo cometido fornicación e ido tras carne extraña, son puestas como ejemplo, sufriendo el juicio de eterno fuego. De la misma manera, estos soñadores también contaminan la carne, y rechazan el señorío (autoridad) y blasfeman de las potestades superiores" (v.6-8).

 

Si comparamos este capítulo de Judas con la segunda Epístola de Pedro, tenemos una vista muy clara de la diferencia entre ambas. No hay duda que hay una gran parte que es común en ambas Epístolas, pero es la diferencia la que es de gran importancia al ver la Escritura.

 

Así, Pedro comienza con el diluvio, pero no hay una palabra acerca de esto en Judas: ésta es otra gran marca de diferencia que notar, la forma en la cual la negación del Señor es descrita, y ahora encontramos el modo de Dios de tratar con esta materia. Si uno ve la propiedad del diluvio introducida por Pedro, ya que ésta era una universal paga sobre la injusticia y rebelión de todo el mundo. Judas, por otra parte, no mira a esa particularidad, sino a la hostilidad que es mostrada a la verdad y a Cristo. Pedro mira a la injusticia general de la humanidad como él dice: "Porque si Dios no libró a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al pozo los entregó a prisiones de oscuridad reservados para el juicio, y no libró al mundo antiguo, pero preservó a Noé, uno de ocho, pregonero de justicia, habiendo traído un diluvio sobre un mundo de impíos; y redujo a cenizas las ciudades de Sodoma y Gomorra las condenó a destrucción, poniéndolas como ejemplo para quienes viviesen impíamente; y rescató al justo Lot" (2ª Pedro 2:4-7).

 

Lo que hace la referencia más destacable es, que Judas habla de los "ángeles que no guardaron (o mantuvieron) su estado", pero Pedro, de "los ángeles que pecaron", y quienes vinieron posteriormente bajo el trato de Dios. El diluvio vino sobre el mundo de los impíos, y las ciudades de Sodoma y Gomorra que fueron vueltas en ceniza como ejemplos para los que vivirían impíamente; pero el justo Lot fue libertado. La falta de justicia trae este castigo sobre cada uno. Ésta es su general impiedad, pero no dudo que hay una particularidad que Judas toma, mientras Pedro toma la universalidad. Ésta es la marcada diferencia entre los dos.

 

Judas fue guiado por el Espíritu Santo a ver la forma peculiar que la maldad toma cuando se aleja de la gracia de Dios, y se vuelve licenciosa y libertina.

 

Entonces Judas comienza con aquello que no es referido en Pedro y es por esa razón que leí ese versículo anteriormente. "Les recordaré que el Señor, habiendo salvado al pueblo" -note esto- "fuera de la tierra de Egipto" -es la gracia soberana que muestra la salvación. Yo no estoy ahora hablando de eterna salvación. Fue la gracia soberana la que escogió a Israel; ellos no son escogidos para eterna gloria, sino sólo libertados de Egipto. Esto seguramente es una manifestación de la bondad de Dios, quien, en lugar de permitirles ser oprimidos y aterrorizados por los crueles egipcios, hirió a estos y libertó a Su pueblo. Ellos vinieron al más estrecho círculo como el pueblo de Dios, en algún sentido ellos eran también salvados; pero ellos abandonaron la gracia y a Dios. Esto último es lo que Judas tiene especialmente en vista. Él mira a la cristiandad como estando a punto de abandonar la verdad. Les muestra que cual sea el favor especial mostrado por Dios, los hombres se alejarán, y negarán ésta; y además de eso, en lugar de usar la gracia para andar moralmente, estos tomarán ventaja de la gracia para una forma de inmoralidad -ellos volverán la gracia de Dios en libertinaje.

 

Pedro no dice nada de esto, pero si Judas. Ahora nosotros estamos autorizados a ver a Dios en ambas epístolas, y lo que es más debemos escuchar a Dios en ellas. Vemos que Judas comienza con el solemne hecho de que el Señor "habiendo salvado al pueblo fuera de Egipto" -estoy ahora yendo a la estricta fuerza de la palabra- "la segunda vez" (que Él actuó) "destruyó a los que no creyeron". El primer acto fue que Él los "salvó", los sacó de Egipto por medio del Cordero Pascual, y ese fue Su gran acto de salvar -la primera vez que la gloria de Dios apareció, y se puso Él mismo delante del pueblo- Él los salvó de la tierra de Egipto. Pero ¿Cuál fue la segunda vez? Cuando Él los destruyó. Esto no es vago, pero menciona específicamente "la segunda vez", éste es el gran punto. En el tiempo en que el becerro de oro fue levantado, estuvo el comienzo de esta "segunda vez", y Dios vino destruyendo hasta que todos cayeron en el desierto excepto Josué y Caleb. Ésta fue la segunda vez. Esto estuvo sucediendo por espacio de cuarenta años, pero todo es juntado en las palabras "por segunda vez" Dios "destruyó a los que no creyeron". Esa es la acusación contra ellos. Sus cuerpos cayeron en el desierto. En Hebreos 3 (como es también muy evidente en el libro de Números y en otras partes) está la amenaza de su paso a través del desierto -éste es uno de los grandes hechos de los libros de Moisés. En relación a los que salieron de Egipto ellos vinieron bajo la mano de Dios, algunos perecieron en un tiempo u otro, hasta que todos desaparecieron, y aún así ellos habían sido "salvados" de la tierra de Egipto por el Señor.

 

¡Qué solemne cosa es poner ante nosotros esto ahora! Cuando digo, ante nosotros, pienso ante la Iglesia de Dios, ante todos los que llevan el Nombre del Señor Jesús aquí abajo. Esto es puesto claramente como un ejemplo de los solemnes caminos de Dios que deben ser recordados por la cristiandad. Entonces tenemos también una referencia a los ángeles. Pienso que la sabiduría de esto es evidente. Pedro comienza con los ángeles y va hasta referirse al diluvio. Pienso por tanto que si una persona mira al capítulo 6 de Génesis encontrará una gran parte de sabiduría en ello. Estoy bien consciente, ciertamente, que hay algunos que ven a "los hijos de Dios" en una forma muy diferente a como yo los considero. Estos a veces se ven muy sorprendidos, y esperan que uno sea capaz de responder a todas sus preguntas. Yo no asumo tal competencia. Admiro la sabiduría de Dios en que Él no se detiene para explicar. Él siente la terrible iniquidad de lo que ocurrió en referencia a estos ángeles. Estos son ángeles caídos, y una clase completamente diferente a quienes cayeron antes que Adán fuese tentado.

 

Parece que al menos hay dos caídas de ángeles, una fue aquella cuando Satanás cayó cuando el hombre fue hecho, Satanás tentó al hombre por medio de Eva. Con relación a estos malos ángeles de quienes leemos en la Biblia de Génesis a Apocalipsis, estos no están bajo cadenas eternas. Ellos están más bien recorriendo el mundo continuamente, lejos por lo tanto de estar en cadenas de tinieblas, en "torturas" como es llamado aquí, a ellos se les permite acceder al cielo. Verá eso en una muy maravillosa forma en el libro de Job. Algunos creyentes no creen en el libro de Job. Usted verá allí a "los hijos de Dios" referidos. ¿Qué es pensado por "hijos de Dios" allí? ¿Por qué ángeles de Dios? Los ángeles de Dios se presentaron ante Dios. Aprendemos de esto que ellos tienen acceso, y esto incluye no sólo a los buenos ángeles, sino también a los ángeles satánicos. Satanás es un ángel caído, pero aún es un ángel, y cuando "los hijos de Dios" vinieron a presentarse ante Dios, Satanás también estaba allí, eso es evidente del mismo libro de Apocalipsis más particularmente, Satanás no perderá ese acceso a la presencia de Dios hasta que nosotros estemos presentes en el cielo. Esto no ha sucedido aún. Algunas personas tienen una extraordinaria idea en sus cabezas y es que cual sea el acceso que Satanás tenía antes de ese tiempo, éste lo ha perdido -sea cuando nuestro Señor nació, o cuando murió- pero no hay nada de esto en la Epístola a los Efesios, donde, por el contrario, es claramente declarado que nuestra lucha no es contra sangre o carne, sino contra potestades y huestes espirituales de maldad en los lugares celestiales. Nos imaginamos a los Israelitas peleando con sus enemigos Cananeos. Nuestro Cananeo es un enemigo espiritual en los lugares celestiales, es decir, Satanás y su ejército de demonios y ángeles.

 

Pero, como hemos visto, estos no son todos los pecados a los cuales se hace referencia aquí. Hay una marcada diferencia. Hay un carácter de iniquidad en los cuales los ángeles cayeron con Satanás, y distinto es también su destino. Pero de lo que se nos habla aquí es de los ángeles que cayeron en una muy peculiar iniquidad, de la cual se habla de forma general en Pedro, pero de forma especial en Judas. Ellos han sido puestos bajo cadenas de oscuridad y no se les permite salir de su prisión. Estos no son ángeles que pueden tentarnos ahora. Ellos hicieron su mala obra justo un poco antes del diluvio. Ese hecho da la materia a un muy solemne carácter. Si personas desean saber como esto fue hecho, lo que yo no sé,  pero usted es llamado a creer, como también yo. Génesis 6, dice que "los hijos de Dios" sobre la tierra en ese tiempo fueron quienes actuaron en una forma contraria a todo, en relación a Dios, y que esto fue ofensivo a Él, que no permitió a la tierra seguir más, y que es esto lo que trajo el diluvio. No dudo que hubo en esto una gran parte de iniquidad en la humanidad que trajo el diluvio sobre ellos. El hombre era muy corrupto y vil, pero además había en aquel tiempo esta terrible violación de los límites que dividen a las criaturas de Dios en alguna misteriosa esfera, de manera que Dios destruyó a toda la creación, y le puso fin a su linaje, y todo pereció. Esto es lo que ocurrió allí. Ciertamente usted me dirá que ellos no podían perecer absolutamente. No, admito que estos ángeles no podrían perecer como tampoco los hombres como usted o yo; pero esto es lo que Dios hizo con estos ángeles que se han conducido en esta tremenda y mala manera. Ellos han sido aprisionados, puestos bajo confinamiento, no como Satanás y su ejército que nos tientan día tras día, pero a estos ángeles no se les permite tentar a los hombres. Ellos ya han hecho demasiado, y Dios no permitirá que estas cosas sigan más adelante, por tanto hubo esta poderosa interferencia en el tiempo del diluvio. Estas son las palabras "ángeles que no guardaron su primer estado". En este mismo caso Satanás no ha hecho así, tampoco los ángeles que cayeron con Él. Es otra forma de iniquidad la que causó el diluvio. Estos ángeles dejaron su propia habitación y prefirieron tomar su lugar entre la humanidad para actuar como si fuesen hombres de la tierra, y de acuerdo a ello, Dios los tiene ahora reservados bajo eternas cadenas hasta el día del gran juicio. Nadie puede decir que esto es verdad de Satanás y su ejército, pero si algunos piensan esto, no veo como ellos pueden leer estos versículos y dar un tal significado. Satanás será arrojado al abismo por mil años, hasta el día del gran juicio. Entonces ellos serán juzgados eternamente.

 

Lo que hace la materia sorprendente es que Judas compara esta conducta, y esta terrible oposición a todos los límites que dividen a los ángeles de la humanidad, con Sodoma y Gomorra. Sabemos que la enormidad de esta maldad excedió la de este mal pueblo. De manera que es esto lo que los trae a una justa posición y comparación con Sodoma y Gomorra, "Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, de igual manera estos, se entregan a la fornicación y van tras otra carne, y han sido puestas por ejemplo, sufriendo la venganza del fuego eterno" (Judas 7).

 

 

W. Kelly